La sostenibilidad y la voluntad de ofrecer un mundo más limpio y verde han pasado a ser conceptos presentes en nuestra vida cotidiana. No es extraño que todos los sectores, desde la educación hasta las industrias de energía, así como el del alumbrado, trabajen para crear una sociedad más respetuosa con el medio ambiente.

Balsareny apostó por ser energéticamente más eficiente con su alumbrado público cuando se propusieron hacer la sustitución de las poco más de 1.000 luminarias de su municipio. Las luminarias existentes funcionaban con vapor de sodio y llegaban a consumir más de 500.000kWh al año. Para hacer la sustitución, confiaron en nuestro equipo técnico de Grupo BENITO NOVATILU, quienes enseguida recomendaron, para este proyecto, la utilización de la luminaria de alta eficiencia MILAN. Con las distintas versiones de esta luminaria, adaptadas con distintas fotometrías, potencias y programaciones de reducción de flujo, Grupo BENITO NOVATILU consiguió ajustar la cantidad y distribución de la luz según las necesidades de cada emplazamiento, con la finalidad de no malbaratar ni un lumen.

Actualmente, el Ayuntamiento se hace cargo de 1.043 luminarias que funcionan durante unas 4.300 horas al año. Con este proyecto, Balsareny es capaz de reducir el consumo de energía en un 69% y las emisiones de CO2 en un porcentaje equivalente. La durabilidad certificada de la tecnología utilizada se estima en más 100.000 horas, que teniendo en cuenta el uso que se les da, equivale a más de 20 años.

El buen resultado del cambio masivo de las luminarias de todo el municipio, propició que el Ayuntamiento se plantease la sustitución también del alumbrado del campo de futbol y la aplicación de un nuevo sistema de alumbrado arquitectónico decorativo para alumbrar la fachada del Ayuntamiento, con capacidad de realizar espectáculos cromáticos en la misma, controlados desde una simple APP móvil o con cualquier dispositivo de control cromático compatible con el sistema DMX. El sistema que permite gestionar con el teléfono o Tablet el alumbrado, no solo de la fachada del ayuntamiento sino también del campo de futbol, es el ONFIELD de Grupo BENITO NOVATILU. Un sistema de telegestión que está revolucionando el control en el ámbito del alumbrado, por su sencillez y su practicidad. El sistema de gestión ONFIELD se hace in situ mediante una sencilla APP y permite ajustar todos los parámetros de la luminaria de forma individual o grupal llegando a controlar grupos de hasta 200 luminarias y pudiéndolas segmentar creando distintas escenas y programaciones. Para aplicaciones más técnicas y funcionales, como son estas dos, los productos utilizados han sido el proyector APOLO, una herramienta lumínica de gran precisión y alta potencia que puede llegar a los 1500W y reproducir cualquier estudio desde gran altura o el MILAN RGBW, un proyector capaz de reproducir todo el aspecto cromático y a la vez emitir una luz funcional cuando no es necesario.